Dolor intenso y variable en músculos y articulaciones es el síntoma característico de la fibromialgia, una enfermedad crónica para la que aún no existe un tratamiento contundente y que de acuerdo a las estadísticas es padecida en su mayoría por mujeres.

fibromialgia-alimentación

Cuando las personas han confirmado este diagnóstico deben empezar a realizar ciertos cambios en sus rutinas para procurar su bienestar, así que centrándonos solo en el tema de la alimentación vamos a recomendarles lo siguiente:

A los pacientes con fibromialgia se les aconseja incrementar el consumo de productos ricos en vitamina D, omega 3 y minerales tales como el calcio, magnesio y potasio. La fibra, los vegetales crudos y los alimentos con contenidos importantes de beta-carotenos también juegan un papel  trascendente en estos casos.

Lo anterior se sugiere con la intención de activar el sistema inmunológico, facilitar la absorción intestinal y la adecuada digestión para que de esta manera no se añada mayor cansancio al cuerpo.

 

 

Comentar